¿Qué es el sistema inmune y cómo fortalecerlo?



El sistema inmunológico es el mecanismo de defensa natural del cuerpo contra invasores externos. A través de nuestro sistema inmune, el cuerpo trata de combatir y destruir organismos infecciosos antes que puedan causar algún daño en nuestro sistema. Cuando este trabaja de forma correcta o adecuada, nos protege de infecciones que pueden causar alguna enfermedad.


¿Cómo trabaja el sistema inmune? El proceso inmunológico funciona de la siguiente manera. Un agente infeccioso llega al cuerpo, por ejemplo, un virus. El cuerpo detecta el agente externo y envía ciertas células que tratan de eliminar dicho invasor. Si nuestro sistema inmune se encuentra en un estado óptimo, esta infección no prosperará en nuestro cuerpo. Por otra parte, cuando nuestra capacidad inmunitaria se encuentra debilitada, la infección se multiplica a través de nuestro cuerpo provocando alguna enfermedad.Existen muchas formas de mantener un sistema inmune en óptimas condiciones. La buena alimentación, ejercicios y el buen descanso son algunos ejemplos. Vivimos en una época que al ser humano promedio se le hace difícil poder ejercitarse diariamente, hacer sus tres comidas al día y tener un buen descanso. Más aún, muchas veces la comida que se ingiere no es la mejor y esta no cumple con los requisitos nutricionales que nos ayuden a mantenernos sanos. Es aquí donde toma gran importancia la suplementación nutricional.


La suplementación nutricional no es otra cosa que ingerir de forma adicional a las comidas suplementos de vitaminas, minerales y/o hierbas botánicas que nos ayuden a suplir las necesidades de nuestro cuerpo. Ejemplos de estos componentes son:


Vitamina C: Es una de las vitaminas principales para mantener un estado óptimo del sistema inmunológico. Su función antioxidante ayuda en la eliminación de patógenos que puedan llegar a nuestro sistema. Puede ser de gran ayuda en el tratamiento de infecciones de las vías respiratorias ya que reduce la inflamación causadas por citoquinas pro inflamatorias. En momentos de alta probabilidad de contagios virales o bacterianos se recomienda tomar entre 3,000 y 5,000 miligramos diarios para mayores beneficios.


Zinc: Es uno de los minerales con mayor presencia en el ser humano. Promueve el correcto funcionamiento del sistema inmune, tanto a nivel respiratorio como a nivel digestivo. Es necesario para muchas funciones metabólicas del cuerpo, incluyendo la salud de la próstata, glándulas suprarrenales y la salud de la piel. Su suplementación diaria puede ayudar al cuerpo a resistir la propagación de infecciones virales y bacterianas. Consumir entre 15 y 30 miligramos en las mujeres y entre 25 y 50 para los hombres.


Vitamina D: Es esencial para la prevención de infecciones del tracto respiratorio. Durante los pasados años se ha visto un incremento en personas deficientes de esta vitamina. Se recomienda utilizar entre 1,000IU y 2,000IU diariamente.


Selenio: Su función antioxidante ayuda como modulador del sistema inmunológico. Ayuda a evitar la replicación viral en el cuerpo.


Echinacea: La echinacea es un botánico o hierba que ha demostrado en diversos estudios ser un estimulante del sistema inmune. Su consumo ayuda al sistema inmunológico en la producción de las células necesarias para combatir cualquier tipo de infección, ya sea viral o bacteriana. Adicional a las herramientas que le proveamos a nuestro cuerpo de manera interna para fortalecerse y que tenga la capacidad de combatir cualquier agente externo, también existen otras medidas que podemos implementar para ayudar a evitar el contagio de virus o bacterias. El lavado de manos es sumamente importante, al igual que todas las otras medidas preventivas recomendadas por los centros de salud.


Pero en adición, la medicina natural provee alternativas de gran eficacia y que no provoca efectos nocivos al cuerpo ni al medio ambiente. Un ejemplo de esto es el Aceite de Ratero. La historia del Aceite de Ratero se traslada a los tiempos antiguos de la peste bubónica. Cuenta la historia que una serie de ladrones (rateros), hurtaban las pertenencias de las personas que morían por la epidemia, pero estos no se contagiaban. Resulta que estos ladrones eran expertos en hierbas y perfumeros, por lo que desarrollaron una mezcla de esencias que al ser aplicada en distintas partes del cuerpo, los protegía de contagiarse. La mezcla de estos aceites son el eucalipto, romero, limón, canela y clavos.

Diversos estudios en la actualidad han demostrado la eficacia que poseen estas esencias de destruir los virus y bacterias aerotransportados, protegiéndonos del contagio que estos puedan causar. Para más información del Aceite de Ratero puede leer aquí.


Salud Natural es una empresa con más de 10 años de establecida trabajando para el bienestar y la buena salud de sus clientes. Para más información sobre estos u otros productos puede comunicarse con nuestra tienda en Kissimmee FL, 407-334-6683 o cualquiera de las localidades en Puerto Rico, 787-750-1718.

Entradas Destacadas 
Entratadas Recientes
Etiquetas
Síguenos
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic

Recibe nuestro newsletter, especiales y descuentos...

  • Instagram - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Google+ - Black Circle

Copyright © 2020 Salud Natural - Productos de Belleza y Salud. Todos los derechos reservados.
Estas declaraciones no han sido evaluadas por la F.D.A. Salud Natural no hace reclamo médico referente a estos productos.